Una instalación fotovoltaica no es tan sencilla como parece a simple vista. Su funcionamiento requiere componentes como paneles solares e inversores, que son los principales responsables del aprovechamiento práctico de la energía.

Un inversor solar es un componente que se encarga de modificar los parámetros de la tensión continua (captada por los paneles) para que ésta se convierta en alterna, con lo cual, está disponible para uso tradicional.

En LARA podrá encontrar distintos tipos de inversores solares, como el híbrido, que se distinguen por sus diseños innovadores y mecanismos de protección en situaciones de irregularidades en la distribución.

Share This