Evidente por su etimología, el panel solar policristalino se distingue de su contraparte mono- en el número de cristales de silicio empleados para su fabricación, lo que redunda en ventajas y desventajas, siendo su conveniencia relativa al carácter particular de las necesidades.

Dicho de otra manera, el panel solar policristalino, aunque menos eficiente, con menor rendimiento y una tolerancia reducida a variaciones de temperatura, es más económico y reduce el desperdicio de materiales.

Por consiguiente, la incorporación de paneles solares policristalinos en su instalación fotovoltaica es la opción más conveniente si su instalación no experimentará problemas de baja radiación solar o son aposentos residenciales convencionales.

Share This